Dr. Jekyll y Mr. Hyde

Hace un tiempo que tengo algo en mente. Siento que cuando nos ponemos a dieta, todos nos volvemos un poco bipolares, como que nos sale la doble personalidad, algo así como Dr. Jekyll y Mr. Hyde. Porque, ¿cómo es posible que un día estemos tan resueltas a estar a dieta, que el objetivo sea tan claro e importante, que estemos tan dispuestas a hacer "lo que sea necesario" por perder peso, y luego rompamos la dieta y nos olvidemos por completo de nuestro propósito? Y lo peor es que no nos salimos con solo una comidita en la que nos excedimos un poco. Noooo. Siempre pensamos "es sólo un poco, ¿qué tanto daño va a hacer?" pero al saltarnos un poquito al dieta abrimos una puerta que nos lleva a saltárnosla más y más. De una cosita prohibida que comimos pasamos a mil. Porque entonces pensamos "es que ya la rompí, ¿qué importa que además coma esto, y beba esto otro también?". Y volvemos el daño mucho más difícil de reparar. A veces esa pequeña comida prohibida que aceptamos inocentemente pensando que sería sólo un poco y haría muy poco daño, nos lleva a salirnos de la dieta por días enteros. Mr Hyde se apodera de nosotras. Todas las buenas intenciones de Dr. Jekyll quedaron relegadas a otra GS, a una persona que de pronto desapareció, como si en serio tuviera doble personalidad.

Yo creo que nos autosaboteamos. Quizás es sólo que la voluntad es muy débil, pero eso no tiene sentido, si cuando estamos decididas en serio que estamos TAN decididas a portarnos bien. Es cosa de vernos. Podríamos convencer a un ateo de que crea en Dios con los convincentes discursos que elaboramos al explicar por qué ya no más, por qué nos portaremos bien, por qué no queremos ser gordas, por qué ahora todo cambiará. Y no cambia. ¿Será que inconscientemente una parte de nosotras no quiere cambiar? ¿Quiere seguir teniendo este problema? No lo sé, en serio. No tengo esa respuesta. Sólo puedo prometer concentrarme todo lo posible por reprimir a mi Mr. Hyde todo lo que pueda. No se puede matar, me temo que siempre será parte mía. Pero puedo tratar de controlarlo, todo lo posible. Que si tiene que vivir, viva en mi interior, yo no lo quiero dejar salir más porque temo sus efectos devastadores en mi peso cuando se apodera de mí.



En otros temas, ayer concluí el día 3 de la Dieta Dukan, bastante exitosamente en mi opinión. Hoy peso 73 kgs, ya he perdido 1 kg. entero desde que empecé con esto el domingo. Para quien no lo sepa, la Dieta Dukan consta de 4 fases. El doctor Pierre Dukan dice que algo que nos pasa a los gordos es que necesitamos ver resultados pronto, porque sino nos desanimamos y abandonamos. Así que espero muy buenos resultados en la fase de ataque, que dura unos 5 días. (Luego de a poco se van integrando más alimentos en cada fase, con mucho cuidado de seguir cada fase por el tiempo requerido, sino se puede caer en el temido efecto rebote y no queremos eso, bueno, ya les iré explicando a medida que pase por todo eso).

Primero pensé que moriría, porque al ver que se podían consumir principalmente alimentos proteicos, me imaginé (de prejuiciosa) comiendo carnes y lácteos todo el día y temía extrañar demasiado el sabor dulce y los carbohidratos. Pero no es tan así el asunto. Resulta que en base a huevos y leche descremada o yogurt natural 0% y el salvado de avena que la dieta permite, se pueden hacer muuuchas más recetas de las que una cree, aunque claro que todavía no las pruebo todas. La que es todo un éxito y te ayuda con lo del sabor dulce es la tartita de salvado de avena. Tú ves si la haces salada o dulce, le echas endulzante o sal según corresponda. Yo la hice dulce y la como al desayuno. ¡Y queda deliciosa! Ni siquiera me siento a dieta comiéndola.

También preparé una salsa mezclando queso cottage con yogurt. Quedó muy buena y pienso usarla para dar más sabor a ensaladas (cuando las pueda comer, en la próxima fase) y por ahora a carnes. Supongo que podría echarle también algún aliño a gusto a la salsa para que tenga más sabor, como cilantro picad bien fino o algo así, pero a mí me encantó tal cual.

Así que eso, voy bien, muy contenta y animada todavía, lo cierto es que no siento hambre, como a las horas que debo comer, cuando llego a casa después del trabajo suelo sentir algo de ansiedad, pero las proteínas llenan bastante y la alegría de sentir que lo estoy haciendo bien también disminuyen la ansiedad, así que rápidamente pasa y la logro superar exitosamente. Sé que sólo llevo 3 días en esto, pero hasta ahora ha sido una buena experiencia, ya veremos cómo sigue el asunto!

Ah, y me inscribí en el reto de Jimena! Me poropuse pesar 71,5 kgs para el 1 de noviembre, aunque confieso que secretamente guardo la esperanza de terminar el mes pesando 71 kgs, jajaja.

Pronto se viene una entrada sobre las tentaciones y el cuidadoso plan que estoy elaborando para no caer en ellas y ojalá no perderme de casi ningún evento social importante por eso.

7 comentarios:

Nenúfar dijo...

Me alegro que te esté dando tan buenos resultados y que no te sientas a dieta..

La verdad es que tienes razón nos autosaboteamos muchas veces, pero tienes que tener en cuenta que si estamos gordas no es precisamente porque hayamos tenido un control alimentario en nuestros años de vida (en mi caso 30 largos años) y eso no se puede cambiar de la noche a la mañana..

Lo único que como dice el tal duncan ese.. pues si no vemos resultados pronto nos deprimimos :D pero bueno con paciencia y perseverancia podemos lograrlo!

Gordita Simpática dijo...

Sï, estoy de acuerdo y es lo otro que me gusta de Dukan, que dice que muchas dietas nos fallan y volvemos a subir de peso porque después de llegar a nuestros objetivos para mantenernos nos piden que comamos con moderación y no nos excedamos mucho con nada. Y si fuéramos capaces de eso, nunca habríamos llegado a estar gordas en primer lugar. Pero también creo que muchas veces pecamos de autocompalcientes. Nos ponemos excusas solas. "es que no puedo cambiar de la noche a la mañana", "es que no puedo ejercer control todos los días del año", "es que como no iba a comer algo rico para el cumple de mi mejor amigo, era sólo una cosita, me lo merecía, además paso mucho ansiedad". Todo esto es cierto, pero basta. Finalmente veo que algunas chicas llegan a su objetivo y lo mantienen y otras no lo hacemos y llevamos en esto años y años. Qué hace la diferencia? No es que ellas no hayan estado tan gordas ni con todos los problemas que nosotras, puede que incluso tuvieran más. Para mí la diferencia es la forma de atacar el asunto, y es algo que quienes llevamos mucho tiempo en esto, cayendo en círculos viciosos una y otra vez, debemos cambiar....

Astarté dijo...

Tienes toda la razón, como siempre. Yo creo que eso nos pasa porque usamos la comida como fuente de bienestar y felicidad. Los glúcidos suben la serotonina y la dopamina y nos evitan angustias y sufrimiento, sí. Pena que dure tan poco. Al rato vuelven a bajar y la ansiosa insatisfecha que llevamos dentro nos vuelve a pedir algo rico (pasta al queso, no va a ser lechuga!). Cuando hacemos dieta, le decimos a ese inconsciente nuestro que no le vamos a dar nada de eso durante una temporada y claro, el muy bajuno se las ingenia para conseguir su dosis de flipe glucídico haciéndonos pensar cosas como:

- no pasa nada por un poco.
- es una ocasión especial.
- puedes compensarlo otro día.
- te lo mereces.
- sabes que en el fondo estás muy guapa.
- lo importante es 'el interior'.
- quiérete, mímate, concédete esa tarta.

El tuyo será Mr. Hyde. El mío ya sabes quién es, jajaj... pero nos dice lo mismo al oído en cuanto tiene ocasión, a que sí?

Aunque no es exactamente de lo que hablamos, creo que este artículo tiene mucho que ver. Mil besos!

Liz dijo...

Felicidades por ese kilo perdido ;)

Y definitivo nos toca batallar muuuuy duro con esos fantasmas interiores que nos acechan :S

Muchas ganas GS ahora me toca a mi retomar con mucha fuerza...me pondré un plan a 2 meses, espero cumplirlo ;)

Un besote ;)

AFlo... dijo...

un kilo está genial... me alegro tanto de verte de vuelta... y bien resuelta

Te mando beso!

Polilla dijo...

Que alegría leerte tan feliz y viendo esos fantásticos resultados!
Estoy totalmente de acuerdo con los dos primeros párrafos... a mi lo que me pasa es que decir, buah, si ya me la he saltado dos días paso, sigo saltandomela toda la semana y el lunes que viene la empiezo otra vez.. y asi no puede ser.. en fin, con la dieta es verdad que nos volvemos un poco mas bipolares...

1 besito guapa, ya nos contaras ese plan para no caer en las tentaciones!

ɐןɹɐɔ dijo...

Hola GS!
Dr. Jekyll and Mr. Hyde =)) la historia de mi vida.. =))

La cuestión del peso es algo tan poderoso que comienza de forma tan "inofensiva" pero puede llegar a tomar dimensiones algo poco controlables :S

Cuidate mucho mucho y yeahhh por lo bien que te está yendo con la dieta!!

Publicar un comentario

Sus comentarios me alegran el día =)

Todo el camino desde marzo 2009

Reglette regime