Día 66 del Reinicio: Aquí sigo

Ni bien ni mal. El fin de semana finalmente caí, caí vilmente en la tentación y todo el análisis que hice y narré en mi entrada anterior opté por dejarlo de lado. Decidí no analizar y ceder ante la ansiedad y las tentaciones. Bueno, no vale la pena llorar sobre la leche derramada, ya lo hice, y esta semana me toca enmendar el daño, por lo cual hice un muy buen lunes y un muy buen martes. No me he pesado, porque ando con la regla, pero creo que el viernes me pesaré.

Decidí algunas cosas a raíz de lo aprendido la semana pasada. La primera de ellas es no pesarme tan seguido, ya que me obsesiono demasiado y luego si no veo los resultados que quiero, me frustro. Debo aprender a controlar mi obsesión con la báscula.

La otra cosa es que debo decir "no" con más firmeza. Tengo todo un análisis a las causas de mi ansiedad, lo que realmente me lleva a comer y sus consecuencias. Y eso me funciona muy bien para evitar comer ansiosamente cuando estoy sola, me ha ayudado a lograr un control de mí misma que antes no tenía. Pero sólo cuando estoy sola. Con gente me tiento con demasiada facilidad. Lo hago porque me tomo las ocasiones sociales como excusa para darme una licencia. Y claro, estaría bien si ocurriera muy de vez en cuando y luego lograra volver inmediatamente a la dieta, pero no lo logro. Me digo a mí misma "ya pequé ayer, por qué mejor no hoy también y retomo la dieta el lunes" y así paso viernes, sábado y domingo haciéndolo espantoso. Los otros 4 días de la semana en los que lo hago bien me hacen mantenerme, pero no perder peso. Así nunca llegaré al normopeso. Por eso debo aprender a decir que "no" el viernes, para seguir haciéndolo bien sábado y domingo. No voy a proponerme decir "sí" el viernes y luego volver rápido a la dieta el sábado porque me he dado cuenta que no lo logro, porque aún no tengo mucho autocontrol y todo me resulta extremo, blanco o negro. O lo hago perfecto o lo arruino mucho. No encuentro el término medio, y mientras me cueste encontrarlo, debo aceptar que quizás es mejor decir "no" a todas las tentaciones, porque aún no tengo el autocontrol suficiente para decir "sí" sólo a una y luego "no" al resto. Al menos no por ahora.

En fin, sé que perder 5 kgs en dos meses es muy bueno, como me señaló Nenúfar, pero resulta que este peso yo ya lo había perdido el año pasado y lo recuperé durante enero y febrero, así que me resulta difícil verlo como un logro. Recién cuando la báscula me dé 69,5 otra vez, de ahí en adelante sentiré que estoy logrando algo nuevo. Ojalá ocurra pronto =P

Por el momento estoy muy contenta porque estoy usando unos jeans antiguos que antes no me quedaban bien (son del año 2007, cuando estaba más delgada y comencé a recuperar peso tras haber perdido bastante el 2006). Ese tipo de cosas definitivamente animan, y es en las que debo enfocarme en vez de si la báscula está estancada o no.

5 comentarios:

Jimena dijo...

Puff, lo de pesarse demasiado, yo es algo que se de sobra. Que sólo debería hacerlo una vez a la seman, pero siempre "caigo". No se que es lo que me lleva a pesarme, cuando se que lo que voy a ver probablemente no me va dejar contenta. Son misterios de mi misma, que ni yo entiendo.

Awua dijo...

Me pasa lo mismo que a ti, exactamente igual. Es horrible el fin de semana, porque yo tambien como y como los tres días pensando que empezaré todo de nuevo el lunes. Esos días me siento peor conmigo misma, y cuando llega el lunes me siento aún peor.

Claramente tenemos que superar esa ansiedad, nos arruina la vida.

Lo lograras, paciencia y animo!

Li dijo...

animoooooooooooo GS lo importante es levantarse ok?

Besotess

mq dijo...

hola, que tal. mira yo estoy tambien a dieta y quiero compartir con vos un texto sobre el "NO" que voy a publicar en estas horas en mi blog, te invito a leerlo.
no aflojes!!
BesosGodos
noquieromassergorda.blogspot.com

Resistiré dijo...

te sigo preciosa!! animo y aqui tienes a una que tiene que luchar, y lo hara contigo :)

Publicar un comentario

Sus comentarios me alegran el día =)

Todo el camino desde marzo 2009

Reglette regime