Resoluciones Post Terremoto

Primero que todo, muchas gracias por los buenos deseos, ánimos y comentarios en la entrada anterior.
Segundo... a ver, tantas cosas. ¿Por dónde empezar?
Voy a partir desahogándome, que buena falta que me hace. A ver si al desahogarme acá, evito hacerlo con la comida esta noche.
Hubo un terremoto en mi país y fue horrible. Y aunque estoy en un privilegiado grupo que se vio mínimamente afectado, siento que acabó de torcer lo que ya estaba torcido, tal como lo hizo con árboles y edificios.
He pasado los últimos meses haciendo lo que hago mejor: evadiendo. Por medio de la comida y la bebida evado todo lo que debo hacer y todos los sentimientos negativos que poseo. Evado la tesis, evado la dieta, evado mis resoluciones o mejor dicho, el trabajo que debo hacer para lograrlas. Evado la frustración, y doy rienda suelta a la ansiedad. Evado el nerviosismo, intento ahogarlo con comida y alchol. Vuelvo a todas mis malas costumbres de siempre.
Siento pena y decepción de ser tan débil, pero la autocomplacencia es mayor, no quiero volver a realizar el esfuerzo que me requiere cambiar. Quiero seguir así y evadir aún más. No quiero pensar en lo que debo hacer ni en las cosas que no están bien o con las que estoy disconforme. Sólo quiero hundirme en la apatía, no hacer nada, cumplir con la rutina, y beber y comer cuando esto no me baste.
El terremoto sumó una nueva gota de nerviosismo, ansiedad y angustia en mi vida. Y es lo mínimo, lo sé, hay gente que lo perdió todo y yo quejándome de que las réplicas me provocan mareos y ansiedad. Las pesadillas que se cuelan en mis sueños en las que vuelve a temblar (o quizás tiembla mientras estoy durmiendo, ya no lo sé, pues tiembla todo el tiempo aquí), en las que revivo el temor, los nervios, las ganas de llorar.
Una parte de mí sólo quiere cambiar su vida para siempre, irse al sur a levantar casas, a repartir ayuda, a hacer algo útil por quienes están sufriendo. Otra, sólo quiere evadir todos los sentimientos malos que han salido a flote en los últimos días y dormirme en la apatía y la evasión.
El próximo fin de semana espero partir al Sur a hacer lo primero y dejar de hacer lo segundo. Y desde hoy, quiero decir que no quiero evadir más. Sé que hay días en los que lo haré y que tendré caídas, seguramente muchas este año, porque no es un año fácil. Pero quiero tratar. No quiero seguir evadiendo e intentando en vano ahogar todo lo negativo que siento, todo lo que me tiene disconforme pero me da flojera cambiar, todo lo que está en mis manos mejorar.
El terremoto estaba fuera del control de todos nosotros y devastó las vidas de muchos, al igual que el tsunami. Y una acá se queja y llora por las cosas que sí puede cambiar pero le resultan difíciles. Yo puedo mejorar mi vida, y vivir una vida mejor, más plena, y convertirme en la persona que siempre he querido ser. Eso sí está en mis manos. Basta ya. Será difícil, sí. Los mareos, el miedo y el nerviosismo no ayudan. El estrés que vendrá con las muchas tareas que debo cumplir, tampoco. El hecho de que mientras escribo estas mismas palabras esté temblando, menos. Pero lo intentaré. Al menos no podrn decir que no lo intenté.

Gracias a todos por estar y leer. Hoy vuelvo a empezar.
PD: Alguien conoce algun remedio casero para los mareos? Trabajo en un piso 19 y con tantas replicas y lo que se mueve el edificio, en serio que me estan volviendo loca.

5 comentarios:

Li dijo...

hijoles,,,que dificil situación...comprendo como te sientes ahora,,comprendo tambien que no es el momento de pensar en dietas, espero que pronto pase todo y deje de temblar en tu pais,,me imagino lo angustiante que es despues de los desastres que han ocurrido al principio.

De corazón, deseo que todo pase pronto.

Un abrazote fuerte !!

Kalila dijo...

Hola mi niña, siento mucho que te encuentres en esta situación; no puedo ni imaginar mínimamente el estrés tan grande que tienes que estar padeciendo. Lo único que te puedo decir desde mi ignorancia es que intentes superar poco a poco este momento tan terrible y que te centres en esas cosas que como tu dices has estado evadiendo y que puede que te ayuden a sacar adelante tu vida, aunque sé que no es fácil. Es normal que ahora no estés para dietas, pero intenta no caer en el círculo vicioso de la comida, porque al final, lo único que va a hacer es que te sientas más culpable y haga que te deprimas más. Aprovecha este momento para atreverte a hacer lo que siempre has querido y nunca te has atrevido; quizás ahora sea el momento de dar un paso adelante con tu vida. No sé si estoy hablando de más, espero que no te tomes mal el comentario. Si necesitas cualquier cosa, aquí estoy para apoyarte. 1beso muy grande y ánimo!

Nabiha dijo...

imagino el miedo que debes de pasar, y la angustia de ver que hay personas a tu alrededor que han sufrido perdidas, en estos momentos es cuando tienes que ser mas fuerte y hay que seguir adelante, animo un beso grande desde el otro lado del atlantico besos!

Nenúfar dijo...

Mi vida, lo imporante es que estés bien.. de veras tienes que ser fuerte.. mucho ánimo!

Lollipop dijo...

Mucho ánimo, gordita, aunque no físicamente, de corazón estoy con vosotros. Debe de ser una situación terrible, y solo deseo que poco a poco se vaya soluionando.Besitos.

Publicar un comentario

Sus comentarios me alegran el día =)

Todo el camino desde marzo 2009

Reglette regime